viernes, 23 de diciembre de 2011

Obama podría perder su propio paraíso y el control del Senado

Hawái, uno de los principales bastiones del partido del presidente estadounidense Barack Obama se puede convertir en un nuevo fracaso para el Ejecutivo

Barack H. Obama no levanta cabeza. En esta ocasión, las malas noticias llegan desde el estado más occidental del país, desde la isla de Hawái. Hace 30 años que los Demócratas no ceden el poder en la isla, sin embargo, los sondeos dan serías posibilidades de victoria a Linda Lingle, quien podría ser la nueva senadora por Hawái en Washington
La llegada de Lingle al Senado se traduciría en una derrota personal de Obama, nacido en Honolulú, al mostrarse incapaz de mantener una base tan consolidada y, lo que es más preocupante para el presidente, podría perder el control del Senado en manos del partido republicano. 
Lingle tiene a su favor una inversión aproximada de 7 millones de dólares para intentar conseguir su asiento en el Senado y que los Demócratas han perdido credibilidad en la isla desde que hace un año llegase al poder el actual gobernador Neil Abercrombie. En contra, que Hawái sigue siendo mayoritariamente demócrata.

Si le interesa el tema, le recomendamos el reportaje de Adam Nagourney (The New York Times)

No hay comentarios:

Publicar un comentario